Importancia de la  flexibilidad

La flexibilidad y los procesos de recuperación

La utilización de ejercicios de movilidad articular y extensión muscular a posteriori de cargas físicas y/o técnicas de considerable volumen e intensidad favorece, en cuento a tiempo y calidad se refiere, el restablecimiento energético y el accionar de mecanismos de eliminación de sustancias tóxicas y desechos metabólicos “ácido láctico”.
Por ejemplo, entre las series de trabajo durante una sesión de musculación el empleo de los recursos es muy distinto al que se puede hacer en los mismos a posteriori de la sesión completa de gimnasia. Inclusive, la incorrecta aplicación de métodos y técnicas, lejos de acelerar puede retardar la recuperación. Tal sería el caso de los movimientos balísticos que, al provocar una brusca descarga del reflejo miotático de tracción, elevan el tono muscular local y, de esa manera, dificultan la eliminación de desechos tóxicos y la relajación neuro-muscular, condición, esta última, absolutamente necesaria para favorecer los procesos de recuperación.

La flexibilidad y el alivio del Dolor Muscular

Según Alter (1991) existen dos tipos de dolor asociados a la actividad muscular: el dolor inmediato (después del ejercicio y hasta varias horas) y el dolor diferido (que no aparece hasta las 24-48 horas siguientes). El mismo autor se encarga de especificar también que el estiramiento gradual se ha mostrado, a través del la experiencia y la investigación, es efectivo en la reducción de los dos tipos de dolores musculares.  Esto, sin lugar a dudas, es correcto. Sin embargo es de suma importancia especificar que la intensidad de los estiramientos puede, si es excesiva, incrementar el dolor muscular en lugar de aliviarlo. Es común observar a profesores y alumnos, luego de altas cargas de entrenamiento, dedicarse a estirar máximamente a los grupos musculares mayormente implicados en el trabajo físico anterior. Estos procedimientos, lejos de aliviar el dolor local, lo incrementan, debido a la ruptura y posterior inflamación de los micros componentes estructurales del tejido conectivo muscular. Por otro lado, la flexibilización en condiciones de alta fatiga local muscular puede traer grandes riesgos para la integridad de los tejidos con alta probabilidad de que se produzcan lesiones de diversa consideración.

La flexibilidad y su influencia sobre la función circulatoria

Giovanni Cianti (1991) sugiere en su trabajo que una buena flexibilidad mejora la circulación de fluidos, facilitando el retorno sanguíneo y previniendo, en general, los trastornos del sistema cardiovascular.

Microsesiones diarias (de 10 a 15 minutos) destinadas a la flexibilidad, en personas adultas de vida sedentaria, contribuyen de manera notable al mantenimiento y mejora de la salud general.

La flexibilidad y su influencia sobre el sistema articular

Los trabajos de movilidad articular suaves, progresivos y graduados contribuyen decisivamente a la salud integral de algunas estructuras articulares de gran importancia, entre ellas la membrana sinovial y el cartílago articular.
Por un lado, la movilidad articular es el estímulo por excelencia para que las glándulas sinoviales produzcan una cantidad superior de este líquido (Cianti, 1991). Como bien se sabe, la función hace al órgano y, en este sentido, el desuso articular afecta decisivamente la funcionalidad normal de la membrana sinovial. Así, a mayor producción de líquido sinovial, menor es la resistencia interna al deslizamiento, menor la fricción y menor, consecuentemente, el desgaste de los cartílagos articulares. En definitiva, la funcionalidad integral de la articulación, se ve favorecida con la ejecución diaria de ejercicios de movilidad y, así también, la posibilidad de aparición de degeneraciones articulares crónicas disminuye.

La flexibilidad y su influencia sobre el Sistema Muscular

El conjunto integrado por fascias, vainas, tendones y proteínas contráctiles se ve, en su totalidad, beneficiado por la práctica regular de ejercicios de estiramiento y movilidad articular (Cianti, 1991). Al contribuir a conservar la elasticidad y la plasticidad natural de todos los componentes musculares, los trabajos de flexibilidad aportan decididamente a la eficiencia y salud integral del aparato motor activo, reduciendo las probabilidades de lesiones repentinas o crónicas del mismo. Por otro lado, estimulan la funcionalidad de los receptores propioceptivos, activan las vías de conducción nerviosa aferente y eferente por desencadenamiento de reflejos inhibitorios y excitatorios siendo la actividad vital del sistema neuromuscular en su totalidad la que se ve favorecida.

La flexibilidad alivia el STRESS

El mundo contemporáneo somete al ser humano a todo un conjunto de experiencias que, por lo general, son percibidas por el organismo como agresivas y frustrantes. Ante la agresión el organismo humano no permanece inmutable, inclusive ante el intento voluntario por lograrlo. Lejos de ello, las agresiones provocan todo un conjunto de reacciones y transformaciones pasajeras en músculos, articulaciones, vísceras, arterias, pulmones y centros nerviosos de distinto nivel de organización que, luego de retirada la fuente de la agresión, retornan poco a poco a su forma original. El aumento del tono muscular, tanto liso como estriado, es un tipo de respuesta prácticamente universal ante las agresiones del entorno. Sin embargo tales transformaciones pueden no adquirir carácter pasajero sino, por el contrario estable y duradero. Músculos tensos y rígidos, espacios que se comprimen, expansiones que se dificultan, tubos de circulación de líquidos que se cierran, problemas en los movimientos internos del organismo y desplazamiento de fluidos, alteración en la recepción y transporte de la información externa e interna, etc., son todas transformaciones y alteraciones comunes y permanentes en personas que se ven obligadas a adaptarse a un medio violento, opresivo y agresivo. Con el tiempo, y ante la persistencia inmutable de estos estados, pueden surgir inclusive enfermedades de diversa índole, algunas de las cuales, por su extrema gravedad, pueden provocar la muerte. Es aquí donde los ejercicios de movilidad articular y estiramiento muscular suaves y progresivos cobran especial importancia en cuanto al alivio de las tensiones y reducción de la magnitud de las alteraciones propias de una situación de stress. Como resulta evidente, los estiramientos atenúan los síntomas, pero no tienen el poder suficiente para eliminar las causas.

Retardo del Envejecimiento del Aparato Motor

Tanto el aparato Motor Pasivo (cápsula articular, ligamentos, huesos, cartílagos articulares, etc.) como el Activo (músculo y tendones) sufren, con el correr de los años una serie de procesos naturales de degeneración cuyo momento de aparición, velocidad de aceleración y magnitud de gravedad dependen de las características de cada historia personal. Algunas de éstas transformaciones son, por ejemplo, la calcificación de la cápsula articular (Cianti, 1991), la disminución del complejo mico polisacáridos (Weinek, 1988) y, con ello, la reducción de la retención de agua por parte del tejido conectivo y el consecuente incremento de su densidad y fragilidad, etc. La práctica cotidiana de ejercicios de estiramiento apunta a conservar las características "juveniles" del aparato motor previniendo, de hecho, la aparición de sus enfermedades más comunes.

Influencia sobre el Ajuste Postural

el objetivo del estiramiento muscular es el de combatir las tensiones residuales debidas al exceso de actividad física en el mantenimiento de la postura.

La postura humana normal depende del armónico interjuego de reflejos de equilibro (Vayer, 1980) en los cuales, el sistema muscular estriado en su totalidad actúa como órgano efector de las respuestas procesadas por los distintos centros nerviosos. De hecho, el tipo de respuesta no es exclusivamente tónica, sino que ambos tipos de actividad, tónica y fásica, se combinan según la circunstancia. Lo que caracteriza el ajuste postural normal es, entre otras cosas, la equilibrada y equitativa distribución de la actividad muscular. No hay, por así decirlo, grupos musculares que deban terminar necesariamente más agotados que otros en su propósito de mantener la postura. Pero en el caso de las alteraciones del equilibrio tónico postural, uno de los rasgos más característicos es la desproporcional distribución del trabajo muscular en las distintas zonas del cuerpo. En este sentido, ciertos grupos musculares deben permanecer hipertensos la mayoría del día, con exceso de actividad tanto tónica como fásica y, con el correr del tiempo, el tejido conectivo (fascias, principalmente), puede también tender a acortarse. Es aquí donde los estiramientos pueden contribuir a compensar las alteraciones propias de la desproporcionada distribución de la actividad postural, facilitándole a los músculos la recuperación de su longitud fisiológica normal y de las normales propiedades elásticas y plásticas de su tejido conectivo.

Reducción del Dolor Lumbar

Año tras año mayor porcentaje de la población adulta, tanto de las grandes ciudades industriales como de las zonas campesinas, acusa de dolores de espalda baja o lumbar. Múltiples pueden ser las causas: la repetición mecánica del mismo gesto laboral durante toda la jornada, el uso de zapatos de taco alto, exceso de esfuerzo al pretender levantar objetos pesados del suelo, mal empleo del cuerpo durante los gestos de la vida cotidiana, prescripción de incorrectas y peligrosas actividades en los gimnasios, etc. Así, por ejemplo, Roncarati y Mc Muller (1987) descubrieron que mayor era el dolor lumbar en la población en general cuanto mayor eran las limitaciones de flexibilidad en la cadera. Alexander (1985) recomienda, a los efectos de reducir los dolores de la región lumbar, maximizar la flexibilidad en esa región como así también potenciar la fuerza abdominal. Borms (1984) establece que el 80% de los problemas de espalda baja en la población adulta se deben a la falta de flexibilidad en varias articulaciones del cuerpo como a una inadecuada fuerza muscular para soportar la estructura de sostén con corrección y eficiencia.

Capítulo de Flexibilidad del Manual de Técnicas de Gimnasia
Escuelas NEF